Metálico autoligado

Metálico autoligado

Las principales ventajas de los brackets de autoligado metálicos o de baja fricción,  sobre los convecionales son:

- No necesitan ligaduras, por lo que retienen menos comida y placa bacteriana, con lo que facilita la higiene del paciente.

- En muchos casos, reducen el tiempo de tratamiento, y las visitas del paciente al ortodoncista son más rápidas.

Según el clip o tapa, existen:

- Brackets autoligados pasivos, que garantizan un sistema de baja fricción durante todas las fases del tratamiento, incluso con arcos de mayor calibre. Esta característica es extremadamente importante principalmente en la fase inicial del tratamiento y en casos donde es necesario realizar una mecánica de deslizamiento o casos de retracciones.

- Brackets autoligados interactivos, que también posee como característica muy poco fricción, pero únicamente en la fase inicial del tratamiento. Cuando se inicia el uso de arcos de más calibre, se inicia de "interactividad" del clip con el arco, iniciando así la lectura del torque de los brackets, según la prescripción utilizada.