Retención

Retención

La principal función de los retenedores es evitar que se vuelva a producir una desalineación dental una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia.

Principalmente existen dos tipos de retenedores, los fijos y los removibles.

Los removibles se utilizan normalmente durante el primer año las 24 horas del día y después por la noche, mientras que los fijos, se cementan a la pared interna de los dientes y los mantienen en su sitio.